Tendencias en dietética 4: La dieta por excelencia, la mediterránea

El pasado 24 de febrero abrimos en este rinconcito nuestro de infusiones Manasul un espacio sano dedicado a daros a conocer las últimas tendencias en dietética. Quedaba poco menos de un mes para la primavera y a tod@s nos apetecía cambiar el ‘chip’ del invierno para ir haciéndonos a la idea de los vestiditos primaverales.

Pues bien, después de haber visto varios tipos de dietas y de haber descartado las malas ideas, llegamos a la semana clave. ¡Porque este viernes 21 de marzo entra la tan esperada primavera!

Sólo quedan cinco días, por eso hoy queremos que nuestro post Manasul Pharmadus sea una grandísima idea para llevar a cabo a lo largo no sólo de los próximos días hasta que llegue la primavera, sino también algo que no os canse y que podáis mantener durante el verano y como costumbre a lo largo de la vidadieta mediterránea infusiones pharmadus vida sana

Y para ello ninguna mejor que la reina de las dietas: la DIETA MEDITERRÁNEA.

Todos hemos oído hablar de ella en innumerables ocasiones. Sin embargo, no siempre sabemos tanto como creemos y por eso vamos a dedicar estas líneas a daros unas nociones básicas.

La Fundación Dieta Mediterránea destaca que los científicos han puesto de manifiesto que más allá de una dieta, la mediterránea es un estilo de vida que es beneficioso para la salud y el bienestar de las personas. Además, contribuye al mantenimiento de una agricultura sostenible y a proteger el medio ambiente.

Vamos a compartir con vosotros un decálogo de recomendaciones básicas de la dieta mediterránea.

  1. Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición, un alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados que le confieren propiedades cardioprotectoras
  2. Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia: frutas, verduras, legumbres, champiñones y frutos secos. Las verduras, hortalizas y frutas son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de nuestra dieta y nos aportan al mismo tiempo, una gran cantidad de agua. Es fundamental consumir 5 raciones de fruta y verdura a diario.
  3. Introducir en la alimentación diaria el pan y los alimentos procedentes de cereales, ya que nos aportan una parte importante de energía necesaria para nuestras actividades diarias.
  4. Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados. Es importante aprovechar los productos de temporada ya que, sobre todo en el caso de las frutas y verduras, nos permite consumirlas en su mejor momento de aportación de nutrientes, de aroma y sabor.
  5. Consumir diariamente productos lácteos, principalmente yogur y quesos, ya que son excelentes fuentes de proteínas, minerales  y vitaminas.
  6. Consumir la carne roja con moderación, y a ser posible como parte de guisos. El consumo excesivo de grasas animales no es bueno para la salud. Se recomienda el consumo en cantidades pequeñas, preferentemente carnes magras, y formando parte de platos a base de verduras y cereales.
  7. Consumir pescado en abundancia y huevos con moderación. Se recomienda el consumo de pescado azul una o dos veces a la semana ya que sus grasas – aunque de origen animal- tienen propiedades muy parecidas a las grasas de origen vegetal a las que se les atribuyen propiedades protectoras frente enfermedades cardiovasculares. Los huevos contienen proteínas de muy buena calidad, grasas y muchas vitaminas y minerales que los convierten en un alimento muy rico. El consumo de tres o cuatro huevos a la semana es una buena alternativa a la carne y el pescado.
  8. Incluir la fruta fresca como postre habitual, dejando dulces y pasteles para un consumo sólo ocasional.
  9. Hacer del agua la bebida por excelencia, y tomar vino tinto con moderación y durante las comidas.
  10. Realizar actividad física todos los días adaptada a nuestras capacidades. montaje

Todo ello aplicado a nuestro día a día contribuirá a una mejor salud, está comprobado. Una cuestión a destacar es la importancia que la dieta mediterránea otorga a beber agua en abundancia a lo largo del día. Y tomar el agua en infusiones saludables como las de Pharmadus es una gran idea. Especialmente las infusiones Manasul si la cuestión es facilitar el tránsito intestinal. Porque hay organismos a los que les cuesta, a pesar de llevar una correcta alimentación. Os dejamos un link para que veáis un ‘menú semanal tipo’ de dieta mediterránea. Y ya sabéis, sumadle la cena una tacita de Manasul para que vuestro cuerpo sea 100% sano y regular.

Infusiones Manasul son calidad Pharmadus

www.manasul.es

Advertisements

Tendencias en dietética 2. Una cena sana, pero de verdad

Cuidarse con una buena cena. Es curioso que durante muchísimos años se creyera que una buena forma de perder peso era evitando la cena. Pues no. Hoy sabemos que ninguna dieta adecuada para bajar de peso te reduce el número de ingestas de alimentos. Son CINCO comidas al día, pero eso sí, con los alimentos y la cantidad adecuados.

MANASUL cena sana comprar manasul online recetas light Una cena sana debe ser mimada tanto como se miman el resto de las comidas del día. Debemos tener en cuenta que tras la cena, la actividad física de nuestro cuerpo es mínima o incluso nula, con lo que no debemos aportar excesivas calorías que nuestro metabolismo ya no va a quemar y podrían convertirse en grasas y, posteriormente, en kilos.

En Pharmadus, que llevamos medio siglo trabajando en infusiones que cuiden de vuestra salud y bienestar, hemos estado leyendo sobre el tema para ofreceros un listado de alimentos “ideales” para una cena correcta dietéticamente hablando.

Os proponemos los consejos que hemos encontrado en nosolodieta.com.

La primera opción para una cena saludable es a base de verduras y hortalizas frescas. Una ración de éstas debería ser diaria. Eso sí, aliñada con limón y una pizca de sal y evitando las mayonesas y otras salsas muy condimentadas.

Otra alternativa: una cena con pescado o pollo al vapor. Es una opción con proteínas de gran calidad y muy buena asimilación. Podéis acompañarla con una ensalada. Por la noche es excelente consumir proteínas, puesto que es el mejor momento para crear tejidos.

Los cereales integrales nos aportan hidratos de carbono complejos de absorción lenta, lo cual los convierte en una opción mucho menos apropiada para la cena.

También son muy buena idea las frutas de temporada, puesto que aportarán vitaminas, minerales y fibra con muy pocas calorías. Además, la fruta tiene un alto poder saciante que nos dejará satisfechos y nos permitirá levantarnos con apetito para tomar un desayuno bien completo. Woman relaxing on bed

En cuanto a las ‘malas ideas’ para la cena, se destacan la cafeína y la gaseosa. En este último caso, la razón es que demora la digestión y genera gases.

Teniendo estas pequeñas nociones de alimentación sana claras y completando nuestra cena con una tacita de Manasul que asegure el correcto funcionamiento de nuestro tránsito intestinal estaremos muy alegres por fuera y por dentro.

¡A ponerlo en práctica!

Infusiones Manasul son calidad Pharmadus.

www.manasul.es