Días de ayuno y de evitar la carne

Ya estamos inmersos de lleno en la Semana Santa. Unos días peculiares en cuanto a los ritos que se celebran en los pueblos y ciudades de España y que tiene unas marcadas pautas u obligaciones alimenticias determinadas por la religión.

Hoy en el blog Manasul de Pharmadus queremos daros unas nociones sobre lo que suponen el ayuno y la abstinencia en estos días de Pascua. En primer lugar, la cuaresma y la Semana Santa se caracterizan en lo que a gastronomía se refiere por la austeridad: dejar atrás la opulencia de los días de Carnaval y apostar por la continencia de aquellos alimentos que más se desean.

potaje de vigilia ayuno infusiones pharmadusLa tradición marca la norma de que el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo deben imperar el ayuno y la abstinencia de cualquier tipo de alimento durante el día, un sacrificio que se amplía a todos los viernes de Cuaresma (pero sólo abstinencia de carne) y que tendrá final esta semana con la llegada del Viernes Santo.

La carne es el objeto principal de abstinencia en todas sus variantes: tanto la carne roja (buey, ternera), como las carnes blancas (cordero, cerdo, pollo) y la caza. Por supuesto en este listado están incluidos los embutidos y demás elaboraciones realizadas con partes de los animales.

En España, la tradición ha elaborado todo un recetario de platos típicos de estos días de Semana Santa que ayudan al cumplimiento del mandato religioso. En toda la zona norte son muy típicas las sopas de ajo (pan duro en agua con abundante pimentón que recuerda al color de la carne). También el potaje de vigilia, que se realiza con bacalao en salazón, los escabeches, los huevos de vigilia, las patatas viudas o la coca de boquerón en la zona de levante. En general, podemos decir que el bacalao es el protagonista de la Semana Santa en España.

En cuanto a los motivos para no comer carne en estos días, son varias las versiones que podemos encontrar según a quién consultemos dentro del seno de la Iglesia. Algunos sacerdotes explican esto como la forma de cumplir con las Sagradas Escrituras, en el sentido de que la carne roja representa el cuerpo de Cristo crucificado, mientras que otEncuentra nuestras infusiones en http://www.manasul.es/ros aseguran que la razón tiene que ver con acostumbrar al cuerpo a abstenerse de tomar algo que realmente desea. Es decir, que esta segunda interpretación tendría más que ver con una cuestión de disciplina que con la metáfora de la carne como cuerpo de Cristo.

En cualquier caso, es interesante cómo la alimentación cambia en función de las tradiciones y las festividades, ¿verdad?

Esperamos que os haya resultado interesante este pequeño acercamiento a las costumbres de la vigilia. Y si estos cambios de alimentación os hacen sentir más pesados, recordad tomar una tacita de nuestra infusión Manasul. Así vuestro cuerpo no se enterará de ningún cambio en el menú.

Infusiones Manasul son calidad Pharmadus

www.manasul.es

Advertisements